¿Cómo se compara el coronavirus con el SARS y la influenza? Razones para mantener la calma

48
304

¿Estamos ante una emergencia de salud pública más grave que la que ocasionó el SARS? ¿Es posible comparar el coronavirus con la influenza, el virus que causa la gripe? Presentamos algunas claves para tomar más perspectiva sobre el impacto real del nuevo virus en nuestro día a día.F

Vista de una estatua con mascarilla a la entrada de un restaurante de empanadillas chinas el viernes en Pekín.Crédito: Kevin Frayer/Getty Images

La OMS declaro el jueves la emergencia de salud global, y advirtió de nuevas infecciones de coronavirus fuera de China. Mientras tanto, EEUU emitió una alerta del más alto nivel desaconsejando viajar a China, numerosas aerolíneas de todo el mundo decidieron interrumpir sus vuelos a China y los medios de comunicación no hablan de otra cosa.PUBLICIDAD

Ante todo este ruido es fácil olvidar que, aunque se extienda con mayor facilidad que el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), el virus causa menos mortalidad. Y que en EEUU debería preocupar, recuerdan los expertos, menos que la gripe, que ya ha costado la vida a 6,600 personas en lo que va de temporada. 


“ Los ataques de tiburón se temen más que los accidentes de tráfico”, escribe en este articulo Ilan Noy, profesor de Economía de los Desastres en la Universidad de Wellington, en Nueva Zelanda. Este experto recuerda que los estudios sobre el comportamiento humano muestran que los individuos solemos sobreestimar los riesgos que son notables, intensos o que generan miedo, mientras que infravaloramos los más comunes, del día a día.

Lecciones que dejó el SARSLos miedos contrastan con la realidad

Getty Images

Considerado el responsable de la primera epidemia del siglo XXI, el SARS fue otro coronavirus que, al igual que el actual virus de Wuhan, se originó en un mercado de animales en la provincia de Guangdong, en China, en noviembre de 2002. Este tipo de epidemias, que se originan cuando el virus pasa de que un animal a una persona, no son nuevas, pero se están convirtiendo en más comunes y se extienden con más facilidad gracias al incremento la movilidad de personas.

¿Tuvo influencia, al igual que ahora, el factor miedo? La respuesta es un rotundo sí. En una encuesta a 705 personas de Hong Kong, recuerda Noy, el profesor de la Universidad de Wellington, el 23%25 de los interrogados tenían miedo de que pudieran infectarse con SARS. Pero la tasa real de infección fue de solo 0,0026%. En EEUU, 29 personas se infectaron y nadie murió, pero un 16% de los encuestados (en un sondeo diferente) manifestó que ellos mismos o sus familiares podían infectarse con SARS.

Coronavirus frente a SARSLa mortalidad del coronavirus es del 2.2%, frente al 11% del SARS

Getty Images

El número de casos de coronavirus sobrepasa al de la epidemia SARS, que se propagó a 26 países en 2003 en unas pocas semanas, con 8,500 casos reportados, frente a los cerca de 15,000 de coronavirus que constaban el domingo. En cuanto a la mortalidad, el número actual (305) es sustancialmente más bajo que las 774 personas víctima de SARS. Para poner ese número en perspectiva, por otro lado, recordemos que China tiene una población de 1,300 millones de personas. 

La tasa de mortalidad del SARS estaba en torno al 11%. Aunque todavía falta información sobre el coronavirus, los datos preliminares sugieren que la tasa de es muy inferior a la de SARS, y se coloca en un 2.2% (con los datos de mortalidad del 29 de enero). 

¿Por qué entonces la OMS decreta la emergencia mundial? Este brote es más difícil de contener porque el virus se comporta de forma diferente y se desató en un país con un sistema sanitario débil (y con un gran nivel de opacidad, cabe añadir, que contribuyó a atizar la desinformación en el caso de la epidemia del SARS). Los pacientes de SARS solo eran contagiosos mientras tenían síntomas, y esto permitió aislarlos más fácilmente, mientras que el virus de Wuhan es más difícil de localizar.

Solo uno de cada cinco casos causa síntomas severos, y también se han producido casos de personas que han contagiado el virus antes incluso de que ellas mismas tengan síntoma, lo cual contribuye a su peligrosidad e inclina la balanza en favor de la declaración de emergencia mundial. PUBLICIDAD Cuidado con la desinformaciónLos bulos circulan como la pólvora en redes sociales

Getty Images

El miedo viaja a toda velocidad en Internet. “Todos los signos apuntan a una sobrerreacción a esta crisis, y por tanto a un impacto económico amplificado”, dice Noy, que recuerda cómo incluso medios muy reputados como el The New York Times han caído en el sensacionalismo con titulares dramáticos como La alarma crece mientras los mercados se derrumban y se eleva el número de muertos (Alarm Grows as Markets Tumble and Death Toll Rises). 

Por otro lado, las historias falsas (algunas de ellas descabelladas y dañinas, como lista de lugares y alimentos contaminados en Sydney, o la que asegura que un multimillonario negocio farmacéutico está detrás del coronavirus) circulan como la pólvora en las redes sociales. Corona virus frente a influenzaLa influenza, para la que sí existe vacuna, enferma a millones de estadounidenses cada año

Getty Images

“La influenza rara vez recibe este tipo de atención, a pesar de que mata a más estadounidenses cada año que cualquier otro virus”, dijo el doctor Peter Hotez, profesor de pediatría, virología molecular y microbiología en el Baylor College of Medicine de Houston. 

La influenza ya ha enfermado al menos a 13 millones de estadounidenses este invierno, con 120,000 hospitalizaciones y 6,600 muertes, según los CDC. Y la temporada de gripe ni siquiera ha alcanzado su punto máximo. En un mal año, la gripe -para la que existe vacuna- puede matar a 61,000 personas. No hace falta que un virus sea exótico para ser muy nocivo o mortal. El miedo puede ser en este momento la peor epidemia a la que nos enfrentemos.

Esta fotografía forma parte de una serie de imágenes publicadas por el Hospital Central de Wuhan en la red social Weibo el 22 de enero, donde se están atendiendo algunos pacientes infectados con el nuevo coronavirus. La imagen muestra “la sala de monitoreo del Departamento de Medicina de Respiración y Crítica del Hospital Central de Wuhan”, según se lee en el texto que acompaña a la publicación.Crédito: Hospital Central de Wuhan/Weibo

NATALIA MARTÍN CANTERO

Univision

48 COMENTARIOS

  1. Really, it’s the same color as my hair ☺️☺️☺️, and the hair quality of this wig is super soft. After I put it on, no one in my family found the wig I was wearing. Hahahaha gave me curly hair. Easy to use, 😘😘😘

  2. magnificent put up, very informative. I wonder why the other specialists of this sector do not understand this.
    You must proceed your writing. I’m confident, you have a great
    readers’ base already! asmr 0mniartist

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí