Cómo combatir la hipocondria en tiempos de coronavirus

17
270

El confinamiento se ha convertido en el gran hito de 2020 y, aunque la mayoría no nos esperábamos que una pandemia fuera a ser la protagonista del principio de década, ya nos hemos hecho a la idea. Sin embargo, ¿Cómo escapar a esa hiponcondria masiva fruto de la incertidumbre que provoca el coronavirus y la ausencia de vacuna?

Aunque no lo creas, el miedo a enfermar es lógico en estos casos pero excederse puede desembocar en un temor irracional que puede preexistir, incluso después de la crisis. Te explicamos cómo combatir la hipocondria en tiempos de este mal acrecentado.

La pérdida de control es la clave de la hipocondria y la rutina, la cura

Nos han acostumbrado a tener una rutina marcada por nuestros estudios o trabajo. Desde la infancia, los horarios son algo habitual que solemos aborrecer pero que, sin embargo, nos mantienen ocupados

.

Esto se rompe en una crisis sanitaria como la del coronavirus. De repente, estamos confinados en el hogar, tenemos mucho más tiempo para preocuparnos. ¿Cuál es la solución? Establece una rutina.

Lo ideal es seguir una serie de pautas diarias:

Levántate a la misma hora que durante una situación normal.

Dúchate cada mañana.

Establece un horario (si no tienes teletrabajo, aprovecha para limpiar, hacer obras, ayudar a los más pequeños de la casa con sus deberes o márcate objetivos con tus aficiones).

Aprovecha las tardes para estar en familia y hacer actividades que te gusten como cocinar.

Ve a dormir a la hora habitual.

Cuidado con el exceso de información sobre el coronavirus

¿Alguna vez te ha sucedido que empiezas a pensar en que un alimento que acabas de ingerir te va a dar dolor de estómago y, finalmente, te lo da? La mente es más poderosa de lo que creemos y tendemos a somatizar las emociones. Pero, ¿Cómo evitar que la hipocondria se apodere de nosotros durante la cuarentena?

El mejor consejo para evitar la hipocondria en plena crisis del coronavirus es que limites la exposición a información. A estas alturas, todos tenemos suficiente información con solo consultar Internet o la TV durante 10 minutos.

El bombardeo mediático sumado a una exposición excesiva por tu parte te puede llevar amagnificar el problema, de tal manera que tu mente no desconecte y termine por generar una ansiedad extrema. El secreto está en filtrar la información que te llega y que no estés frente a tus dispositivos móviles demasiadas horas durante el día. Aprovecha para leer, hacer ejercicio o charlar con tu familia.

Recuerda que si sigues las medidas de prevención, incluido el confinamiento, no tendría por qué suceder nada ni contigo ni con los tuyos. Recuerda, además, que si tu sientes hipocondria, ese estado se lo puedes traspasar a tus hijos. Por ello debes mantener la calma y evitar hacer caso de bulos e información que no llega de los organismos públicos competentes. La situación tiene cierta gravedad pero no nos debemos llevar por el pánico.

17 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí